martes, 6 de junio de 2017

Tendencias 2017 | Cómo decorar una habitación de bebé de forma neutra

Dormitorios neutros para bebés
Cada vez son más los padres que deciden educar a sus hijos como personas de género neutro. Esto no pasa sólo por los valores educativos que les inculcan, sino por los entornos y juguetes que escogen para ellos. Para esta nueva generación de padres, que quieren criar a su bebé, alejándolo de los roles tradicionales de género, crear un entorno confortable, seguro y sin condicionantes estéticos, es uno de sus objetivos clave.

Atrás quedan los dormitorios de niña con volantes, faldones, puntillas y rosa por todas partes, o las habitaciones de niño, con todo en azul y blanco. Estos tradicionales esquemas de color, se han visto sustituidos por otros más neutros, suaves y coherentes con la decoración del resto de la casa.

Tanto si comulgas con esta nueva tendencia educativa, como si prefieres la educación tradicional, decorar un dormitorio de bebé de forma neutra te aportará muchas ventajas.

Esta opción decorativa, incluso, puede convertirse en vuestra mejor aliada, si preferís no conocer el sexo del bebé hasta que nazca. Esto os ayudará a no condicionar vuestra decisión y a escoger los colores y complementos que más os gusten. Con la cantidad de opciones decorativas que existen en la actualidad, decorar la habitación del bebé de forma neutra, será fácil, coherente y cómodo.


Y, ¿cuáles son las ventajas de crear un dormitorio de estas características?
1. No condicionarás al bebé y futuro infante con colores y juguetes predefinidos para su sexo.
2. Un dormitorio el tonos y estampados neutros no pasa de moda.
3. Si tienes otro bebé podrás aprovechar la decoración íntegra.
4. Te centrarás en los detalles funcionales (almacenamiento, comodidad, seguridad...)
5. Conforme vaya creciendo vuestro hijo/a y vaya eligiendo sus colores y accesorios favoritos, podrás ir incorporándolos a la decoración en pequeñas dosis. No quedará raro y combinará a la perfección, porque la decoración base acepta casi cualquier estampado y color.


Normalmente, este tipo de dormitorios juegan con la madera al natural y los tonos neutros (el blanco, el negro, el beige, el gris, el arena, el amarillo o el verde). Además de tratarse de colores naturales y que proporcionan calidez y armonía al espacio, tienden a estructurar el espacio y a llenarlo de luz. Esto supondrá una gran ventaja para vosotros si el dormitorio de vuestro bebé no es demasiado grande o bien, no cuenta con mucha luz. 


Si bien, la habitación de un bebé no debe ser excesivamente luminosa, si que debe estar correctamente iluminada. En su dormitorio, no solo dormirá, sino que, además, jugará con vosotros o lo alimentaréis. Por ello, lo ideal es garantizar varios puntos de luz difusa e indirecta que no molesten al bebé, pero que proporcionen la cantidad ideal de iluminación que necesitáis para desempeñar cada labor. Por ejemplo, si está durmiendo, puedes dejarle un pequeño piloto de luz tenue, que no lo deje totalmente a oscuras; si estáis alimentándole, sentados en la mecedora de lactancia, podéis encender un aplique o lámpara de pie que dirija la luz al techo; si estáis jugando, podéis encender la del techo o aprovechar la luz natural; e incluso, puedes instalar lámparas de intensidad dimable, que puedas regular.


La decoración del dormitorio del bebé puede variar dependiendo de vuestros gustos. Las tendencias apuntan hacia ambientes infantiles, decorados con estampados geométricos,  dibujos de animales o motivos vegetales, combinados con materiales ligeros, hipoalergénicos y naturales (algodón, lino, piel, sisal o bambú) y colores lisos en bloque. Gracias a estas combinaciones, podrás crear un ambiente cómodo y acogedor, que resulte coherente y aporte sensación de fluidez, con el resto de estancias de la casa.


Otro aspecto que debéis cuidar a la hora de decorar su dormitorio es que más que la estética, debe priorizarse la funcionalidad y las posibilidades de almacenamiento. Si bien, no debéis caer en el error de decorar excesivamente su dormitorio, sí que deberéis tener suficientemente espacio de almacenamiento, para guardar peluches, cuentos, mantitas, cojines o accesorios para el bebé (baberos, gasas, pañales, biberones, chupetes de repuesto, etc) con total comodidad. Esta función la puede cumplir cestas, baúles y puffs con tapa; baldas, estanterías y libreros, además, de los armarios y muebles básicos, como las cómodas o sinfonieres.


Si quieres garantizar la máxima versatilidad de su dormitorio puedes optar por cunas - cama infantil o las cunas convertibles, con módulo de cajones, si quieres aguantar los muebles muchos años e ir transformando la habitación, conforme vaya creciendo el niño o niña. Nosotros, te mostramos el modelo Dafne, pero en nuestra tienda online tenemos una variada selección de cunas (tanto sencillas, como convertibles) y dormitorios infantiles completos, para decorar la habitación de tus hijos.

Cuna convertible Dafne - Ámbar Muebles