lunes, 20 de junio de 2016

Muebles rústicos para ambientes naturales y acogedores

¿Qué hace de unos interiores o de un mueble 'algo rústico'? Este adjetivo, relacionado íntimamente con lo campestre o rural, acompaña a cualquier palabra, impregnándola con su esencia y dándole un aire de naturalidad, calidez y tosquedad. Es así como nos encontramos ante binomios como 'pan rústico', 'mueble rústico' o 'encuadernación rústica'.

En todos los casos mencionados vemos como el término 'rústico' reviste de tradición, artesanía y sencillez a las palabras que acompaña.

De esa manera, los muebles e interiores de este estilo tienden a ser ligeramente toscos y a lucir un acabado artesanal y único, alejado de la perfección de los lacados y pulidos, propios de la fabricación industrial.

Los muebles rústicos suelen estar hechos a mano con maderas macizas de alta calidad, autóctonas de la zona en la que son realizados. Al estar hechos de manera totalmente artesanal, podemos apreciar tallas hechas a mano, ensamblajes sólidos y piezas en las que se aprecian perfectamente las vetas de la madera, los clavos, los mechones y la orientación de las tablas.


Este tipo de muebles, aunque suelen ser más caros que otros más modernos, son una inversión a largo plazo en piezas de alta calidad, que nos pueden durar, si los cuidamos, toda la vida. ¿Y qué diferencia hay entre un mueble rústico original y otro más moderno? Como hemos comentado anteriormente, la calidad de sus materiales y su proceso de producción. Los muebles rústicos son elaborados con madera maciza secada y tratada antes de la fabricación, lo que hace que no se dilate y se contraiga cuando haya humedad o cambios bruscos de temperatura. 


Estos muebles parecen tallados o esculpidos a mano a partir de un trozo de madera seca y desgastada por el paso del tiempo. Todo tiene el encanto propio de lo utilizado y reutilizado. Estos muebles parecen rescatados de una casa de campo y ubicados en un ambiente actual, de líneas limpias y aspecto ligeramente minimalista.


Esto nos conduce a hablar directamente de los interiores amueblados con este tipo de piezas. Reutilizadas, fabricadas de nuevo a partir de elementos antiguos, e incluso, creadas de manera industrial, serán el complemento perfecto para hogares relajados que invitan a la desconexión y a la relajación propias de la vida en el campo o la montaña.


Estos ambientes están protagonizados por materiales naturales (madera, metales escasamente pulidos, cerámica, barro, esparto, caña o sisal, algodón, lana...), objetos de labranza y de cocinas de campo (cuencos, vasijas, damajuanas, cestos e incluso, platos, cazuelas y calentadores de cobre) y piezas de mobiliario que bien podrían ser catalogadas como 'vintage' o 'provenzal'. En ellos, vemos, también, suelos con baldosas de barro rojo, paredes de ladrillo o piedra vista, y techos surcados por vigas y travesaños de madera cortada a mano. Este concepto aplicado a un interior de construcción actual, da como resultado ambientes con un toque ligeramente bohemio, que envolverá con su calidez cada una de las estancias. 


A colación con este tema, presentamos estas nuevas líneas de producto disponibles en nuestra tienda online, para que conviertas tu hogar en una acogedora casa de campo en plena ciudad.

- Colección de comedor Imelda: esta línea de producto, como se puede apreciar en la imagen posterior, se compone de un aparador, de un mueble vajillero o vitrina, de una mesa larga y de unas sillas a conjunto. Esta colección está realizada en madera de pino gallego de alta calidad, que puede ser acabada en cera o en blanco roto.

Comedor rústico Imelda

- Colección de comedor Izaskun: este conjunto está formado por un aparador, una vitrina, una mesa fija rectangular y cuatro sillas con asiento acolchado y tapizado. Esta línea de producto se diferencia de la anterior en sus líneas y en sus acabados. Si bien la colección Imelda lucía unas formas elaboradas y cuidadas, Izaskun cuenta con un aspecto más tosco, sencillo y campestre. Al igual que el caso anterior, está fabricada en madera de pino gallego de forma totalmente artesanal y los acabados disponibles son la cera en color natural y el blanco roto.  

Comedor rústico Izaskun

Colección de comedor Horse: este conjunto de comedor está formado por una escultural mesa de madera tallada con el busto de tres caballos, una vitrina y cuatro sillas con asiento tapizado, inspirada en las clásicas sillas 'Reina Ana'. En esta ocasión, vemos una línea de producto más elaborada e influenciada por estándares propios del estilo clásico aplicado a una casa de campo. Este rasgo podemos apreciarlo en el alto detalle de los acabados y de la talla de mesa y sillas. Al igual que las colecciones anteriores, 'Horse' está fabricada en madera de pino gallego, acabada en cera en color natural o un ligero lacado en blanco roto.

Comedor rústico Horse

- Colección de salón Lucrecia: en esta línea de producto nos encontramos ante una multitud de piezas de estilo rústico, perfectas para amueblar un salón de estilo rústico. Desde una mecedora a una gama de tres o cuatro modelos distintos de sofá, para disfrutar del relax y del descanso. Esta colección también ha sido fabricada en madera de pino gallego y dispone de dos acabados a elegir: cera natural y blanco roto.


Encuentra todos los modelos en nuestra sección de mueble rústico y ¡lleva un poquito del campo a tu hogar!