miércoles, 9 de diciembre de 2015

Decora tus paredes con cabezas de animales, eso sí, artificiales y ecológicas


¿Quién dice que la taxidermia y los trofeos de caza tengan que ser siniestros? Los que hoy te proponemos para decorar tu hogar son bonitos y no han sufrido ningún daño. 

Estas cabezas y cuernos de animales son totalmente respetuosos con el medio ambiente: no se ha matado a ningún animal para hacerlos y además están realizados con materiales ecológicos, tales como la madera, resinas sintéticas, fieltro, cartón, papel o lana.

Este post nace de una imagen y de un concepto decorativo basado en la incorporación de un toque masculino a cualquier ambiente. Si profundizamos en la idea, necesitaremos viajar hasta las rudas cabañas de caza y los lujosos salones de las casas de campo aristocráticas, donde los cazadores colgaban sus trofeos.

Lo que antaño era símbolo de valor y prestigio, actualmente, en ocasiones, puede generar rechazo. Si estos trofeos siempre te han parecido atractivos pero no te gustaba la idea de que se tratase de animales muertos, existen alternativas más inofensivas, tiernas, pacíficas y eco-responsables.


De esa manera, vemos como una nueva generación de diseñadores y creadores de accesorios para el hogar han apostado por suavizar este concepto, sin renunciar a la idea original: aportar un aire rudo y masculino a la decoración de una estancia. Es así como vemos réplicas de cabezas de ciervo, alce, toro o cráneos de animales realizados con resinas de poliester o de poliuretano, pintadas de manera realista o lacadas en negro, dorado, blanco o cualquier otro color.


Las cabezas de animales pueden aportar un aire masculino, rudo y agresivo, pero también pueden inspirar ternura, belleza natural y frescura, si se utilizan colores y acabados más delicados. Es así como los vemos pintados en tonos pastel, decorados en dorado, espolvoreados con purpurina, o adornados con bonitas flores.


Al suavizar la estética conseguimos ambientes más bucólicos con un aire rústico que podemos trasladar a ambientes urbanos, dominados por la mezcla de estilos y de elementos, reinventados o rediseñados con mucho gusto.


A parte de los accesorios decorativos fieles a una estética más realista, vemos complementos que reinterpretan esta idea y deconstruyen el concepto original. Es así como vemos creaciones divertidas y tan originales como las diseñadas por Linlin y Pierre-Yves Jacques. En su colección ‘Deer Animal Lace’, vemos bonitas cabezas de animales creadas con una impresora 3-D en resina de cristal blanca e iluminadas desde el interior.


Por otra parte, vemos animales realizadas con papel craft (la primera imagen del post), tela de distintos colores, fieltro e incluso, peluches. Estas opciones más inofensivas y tiernas son perfectas para decorar un dormitorio infantil, una sala de juegos o una pared de un salón de estilo moderno o nórdico.


Tampoco podemos olvidarnos de las cabezas y de animales completos realizados a partir de láminas de cartón corrugado (liso o decorado con cualquier estampado) o planchas de madera laminada, montada como si se tratara de un puzzle en 3-D. Este tipo de artículos se montan de forma rápida y muy fácil, y nos permiten hacerlo con la ayuda de los más pequeños de la casa.


Todas las opciones planteadas nos permiten decorar nuestro hogar con piezas que nos recuerdan a los trofeos de caza o a los adornos propios de la decoración de invierno. Conservamos lo mejor de estas piezas (el glamour y la belleza natural de los animales) y desechamos el componente más polémico, relacionado con el trato animal durante la caza, sustituyéndolo por materiales inofensivos y en su mayoría, totalmente biodegradables.