viernes, 30 de marzo de 2012

Disfruta de tu nuevo sofá y aprende a mantenerlo gracias a estos consejos

Si tienes un sofá viejo, obsérvalo y verás cuáles son sus puntos débiles. Si ha estado al lado de una ventana y sin protección, verás que la tela se ha desteñido. Tendrá más de una mancha y si miras detenidamente,encontrarás suciedad en el reposabrazos. 

Cuida de tu sofá
Los tres factores que más influyen en la duración de un sofá son : la luz solar, el desgaste y la suciedad.

Si el sofá ha sido utilizado asiduamente, también podrás ver qué zonas han sido las más utilizadas. Los cojines hundidos dicen mucho de las costumbres de los dueños. Después puede ser interesante averiguar los motivos de los daños y lo que puedes hacer para evitarlos en el futuro con tu nuevo sofá.


Por lo tanto ¡ Atención ¡  Los tres factores que son la luz del sol, la suciedad y el desgaste, afectan a las fibras de la tela. Juntos hacen tres veces más daño. Naturalmente no se puede evitar todo, pero siguiendo nuestros consejos, disfrutarás más tiempo de tu sofá.

Seguridad de los mecanismos
Ten precaución en la utilización , están diseñados para tu seguridad y confort. Deberás tener cierta precaución cuando los utilices. Procura mantener manos y pies alejados de los mismos y no dejes que los niños jueguen encima del sofá.

Protégelo del sol
Seguramente ya habrás decidido  dónde vas a colocar el nuevo sofá, pero puede ser interesante volver a pensarlo una vez leído este texto. Tu salón se puede dividir en tres zonas : una zona con luz, en la que en cualquier época del año y a cualquier hora del día entran rayos del sol. Una zona oscura, donde no llegan nunca los rayos del sol, y una zona intermedia.

Lo mejor para mantener el color de la tela y evitar su desgaste, es colocar el sofá en la zona oscura. Si de todos modos quieres colocarlo en la zona más luminosa o en la media, recuerda que hay posibilidades de limitar dicha luminosidad con la ayuda de cortinas, persianas o estores.

A parte de desteñir, la luz del sol debilita las fibras de la tela, disminuyendo su resistencia. Por eso, la luz del sol duplica los daño; al igual que los radiadores, estufas y cualquier fuente de calor.

Suciedad

No se debe ensuciar el sofá, pero hay muchas clases de suciedad y puede ser difícil evitarlo. Unas manos pegajosas y unos pantalones llenos de arena naturalmente ensuciarán el sofá. Pero la tela también se llena de polvo, aunque no sea tan visible como en una estantería.


Mucha gente come y toma café en el sofá, por lo que es inevitable que se manche. Debes quitar estas manchas de inmediato. Cuanto más tardes, más difícil será quitarlas. Hoy en día existen unas telas muy novedosas que repelen las manchas y los líquidos.

Recuerda que pasar la aspiradora a menudo y limpiar el sofá con los productos de limpieza recomendados. No debes limpiar los cojines de plumas con la aspiradora, sino que hay que sacudirlos.

El motivo por el que debes de mantener el sofá limpio no es sólo que parezca bonito. La suciedad también deteriora las fibras haciendolas menos resistentes.

Desgaste
El desgaste producido por el uso es inevitable, pero sí puedes evitar que se desgaste siempre la misma zona.

No levantes el sofá cogiendolo de las almohadas, así evitarás roturas de las cremalleras. No arrastres el sofá apoyado sobre la tapicería  porque los roces con paredes y el suelo la pueden desgarrar.
Es probable que se hunda el lugar preferido del sofá, por lo que es conveniente cambiar de sitio de vez en cuando. Si estás muy acostumbrado a ese sitio, puedes probar a cambiar los cojines de lugar. De este modo el desgaste es más uniforme. Si los cojines son reversibles, tenemos el doble de posibilidades. No tengas una cara "buena" y otra "para diario". Utiliza todas por igual.
También puede causar un gran desgaste en la tela del sofá ciertos tipos de ropa, y en especial ciertas partes de la ropa , como por ejemplo los bolsillos y remaches de los vaqueros. Una tela gruesa con una costura fuerte desgasta la tela del sofá y ocasiona desgarros de las fibras. ¡ Recuerda cambiarte de sitio de vez en cuando¡


viernes, 16 de marzo de 2012

¿Qué es el polipropileno ?

Muchos de los artículos que están a nuestro alrededor y que utilizamos en el día a día, están fabricados con el polipropileno.

Al polipropileno se le conoce con las siglas PP. Es un plástico muy duro y resistente, es opaco y con gran resistencia al calor. Es muy resistente a los golpes y a los productos corrosivos.
Es utilizado en una amplia variedad de aplicaciones, como por ejemplo envases,papelería,piezas de plástico y contenedores reutilizables de varios tipos, textiles(por ejemplo: cuerdas,ropa interior térmica, alfombras etc.),equipos de laboratorios,altavoces,componentes de automoción,en medicina, y un gran sinfín de artículos más.

El polipropileno más comercial es isotáctico y tiene un nivel intermedio de cristalinidad entre el de baja densidad, polietileno (LDPE) y polietileno de alta densidad (HDPE). El polipropileno es normalmente resistente y flexible, especialmente cuando es mezclado con etileno. Esto permite al polipropileno ser utilizado como un plástico de ingeniería, compitiendo con materiales como el ABS.

El polipropileno es razonablemente económico, y se puede hacer transparente,sin color. A menudo es opaco o de color con pigmentos.

Este material se elige a menudo por su resistencia a la corrosión y lixiviación química, su resistencia contra la mayoría de las formas de daño físico, incluyendo el impacto y la congelación, sus beneficios ambientales, y su capacidad de ser acompañado por la fusión de calor en lugar de pegar.

Muchos artículos de plástico para uso médico o de laboratorio pueden ser hechas de polipropileno, ya que puede soportar el calor. Su resistencia al calor también le permite ser utilizado como material de fabricación de calidad de calderas.

Los recipientes de alimentos ya que no se derriten en el lavavajillas, y no se derriten en los procesos industriales de llenado en caliente. 

Como decíamos es muy resistente, y los envases translúcidos, hechos de plástico reutilizables en una amplia variedad de formas y tamaños para los consumidores están comúnmente hechas de polipropileno.

Cubos de plástico, baterías de automóviles, botes de basura, botellas de farmacia con receta, platos y jarras son a menudo hechos de polipropileno o polietileno de alta densidad.

Y para finalizar, en el sector que a nosotros nos ocupa, podemos decir que cada día se utiliza más en el mobiliario, ya sea mobiliario de exterior, como en sillas y butacas de interior de grandes diseñadores vanguardistas.

martes, 6 de marzo de 2012

El mantenimiento de la tapicería de piel


Vamos a daros unos pequeños consejos para cuidar y mantener limpio nuestro sofá de piel.

En primer lugar es conveniente que tengamos la precaución de que no nos de el sol directa y prolongadamente sobre nuestro sofá. Es importante recordar esto pues el sol puede afectar y modificar los colores, los claros los oscurece y los oscuros los aclara. Así mismo los rayos solares pueden resecar la piel.

Es conveniente una vez al año aproximadamente nutrir la piel con una crema, la cual podría ser cualquier crema protectora que utilicemos para las manos.

En cuanto a las posibles manchas que por accidente podamos tener, vamos a ver posibles soluciones para su limpieza.

Para las manchas solubles (bebidas, café, té, leche, mermelada):

Elimine rápidamente el líquido de la superficie absorbiendo con un paño blanco (o papel absorbente) no abrasivo. Después, con un paño limpio empapado en agua, frote delicadamente la mancha. Es muy importante tener en cuenta que siempre deberá frotar las manchas desde afuera hacia adentro, para que esta no aumente el tamaño. Seque inmediatamente con un paño limpio. Nunca deberá secar la piel a la luz del sol o con el secador de pelo.

Para las manchas grasas (aceite, ketchup, mayonesa, chocolate):

Elimine delicadamente la sustancia de la superficie con papel absorbente, teniendo cuidado de no presionar para evitar que la suciedad pueda penetrar en los poros de la piel. Con un paño limpio, empapado en una solución de jabón neutro muy diluido, frote delicadamente la mancha desde afuera hacia adentro.

Seque inmediatamente con un paño limpio, también es importante recordar que sólo debe usar exclusivamente agua y jabón neutro no coloreado, nunca disolventes.